La refrigeración ecológica o ecoclimatización se relaciona hoy en día con aquellos sistemas capaces de generar aire fresco a través de la evaporación del agua. Es un proceso similar al que ocurre en la naturaleza, especialmente en áreas de abundante vegetación, donde el agua filtrada desde las raíces se evapora en las hojas proporcionando una sensación de frescor en el entorno.

 

Utilizando este mismo principio, los equipos de enfriamiento evaporativo son instalaciones que ponen en contacto una corriente de aire con otra de agua para disminuir la temperatura del aire aprovechando la energía absorbida por el agua en su proceso de evaporación.

El acondicionamiento evaporativo se considera como la primera forma de climatización usada por el hombre desde las antiguas civilizaciones griegas y romanas. Fuentes o receptores de viento fueron utilizados por persas y otras civilizaciones del medio oriente para refrigerar palacios y mezquitas mediante el proceso de enfriamiento evaporativo.

Este concepto, se ha convertido en la actualidad, en uno de los sistemas de refrigeración de grandes espacios más extendido ya que permite acondicionar grandes volúmenes a coste reducido. Además, se considera el medio idóneo para granjas avícolas o porcinas donde ayuda a disminuir el nivel de mortandad de los animales por estrés térmico, o en industrias donde además de refrigeración, el ligero incremento de la humedad que aporta puede resultar muy beneficioso, como en la industria textil o del papel y cartón.

En cuanto a su aplicación para el mercado doméstico, este tipo de sistemas de refrigeración evaporativa obtienen mayores rendimientos en lugares con veranos calurosos y secos.

Cómo funciona el enfriamiento evaporativo

El funcionamiento de estas instalaciones está basado en la evaporación parcial del agua en contacto directo con la corriente de aire. Con este fenómeno se consiguen dos efectos, refrigerar el aire y humidificarlo.

Así, el enfriamiento evaporativo es un proceso que usa el efecto de la evaporación como un disipador de calor natural. El calor sensible del aire se absorbe para ser utilizado como calor latente necesario para evaporar el agua. La cantidad de calor sensible absorbido depende de la cantidad de agua que se puede evaporar.

Hay varios tipos de instalaciones de enfriamiento evaporativo. Desde el punto de vista del uso del agua podemos considerar una primera clasificación:

  • Equipos sin recirculación de agua (de agua perdida)
  • Equipos con recirculación de agua

Si por el contrario, consideramos la forma en la que el sistema pone en contacto el agua con el aire entonces consideraremos dos tipos de sistemas:

  • Contacto con superficie húmeda por agua vertida
  • Agua pulverizada mediante boquillas

En los equipos de enfriamiento evaporativo ecológicos y portátiles el proceso de enfriamiento se produce por medio de un gran ventilador con paneles empapados con agua en los que éste aspira el aire caliente exterior a través de unos paneles humedecidos y expira el aire refrigerado por el ambiente en el que se encuentra ubicado. Estos paneles, fabricados con hojas corrugadas de celulosa, impregnadas con resinas y pegadas, están diseñados para lograr el frescor y bienestar de la manera más eficiente posible.

Principales aplicaciones y ventajas del enfriamiento evaporativo

Los equipos de enfriamiento evaporativo se utilizan para casi todas las aplicaciones industriales que requieren refrigeración en la medida que facilitan y optimizan muchos de los procesos y operaciones llevadas a cabo en la industria, incrementan el ahorro de energía y proporcionan importantes beneficios en comparación con otros sistemas alternativos, actuando además de forma respetuosa con el medio ambiente.

De esta forma, disponer de equipos de enfriamiento evaporativo ecológicos y portátiles nos proporcionará las siguientes ventajas:

  • Prevenir y mitigar situaciones de altas temperaturas en el lugar de trabajo que puedan ocasionar estrés térmico en los trabajadores.
  • Enfriar espacios tanto interiores como exteriores (eventos…) de hasta 580 m² sin tener que realizar ningún tipo de instalación, con bajo consumo energético proporcionando una óptima sensación de bienestar.
  • Menor impacto medioambiental. Estos equipos son mucho más respetuosos con el medio ambiente al utilizar el agua en lugar de gases fluorados como refrigerante y poseer un consumo de energía muy bajo.
  • Movilidad. Se pueden desplazar de una estancia a otra en caso de necesidad.

En conclusión, los equipos de enfriamiento evaporativo ecológicos y portátiles son la solución idónea para grandes espacios como plantas industriales, granjas, hangares, invernaderos o eventos celebrados al aire libre ya que además de aportar en nivel de enfriamiento y humedad necesarios, especialmente en ambientes muy secos, nos ayudarán a prevenir situaciones de riesgo laboral en los centros de trabajo reduciendo las posibles situaciones de estrés térmico.

¡Cuenta con nosotros! Somos especialistas en refrigerar espacios.

Equipo LC-EUROPE 

+34 93 231 28 10

www.lc.europe.com

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial